Inspección vs. Mantenimiento

¿Usted sabe por cual servicio está pagando?

La pregunta de un millón de dólares…

Por un lado existen las inspecciones oculares, indagación y pruebas de funcionamiento para determinar el estado actual de un equipo y/o estructura y por otro lado la labor, la acción para conservar su buen estado de funcionamiento.

Los trabajos de inspección están encaminados a reconocer el estado actual del equipo. Dependiendo de la estructura podremos encontrar puntos de inspección diarios, mensuales e incluso anuales y, por supuesto, estos podrán ser modificados en cualquier momento gracias a la experiencia del responsable o al resultado de la información obtenida. Algunos puntos importantes de inspección podrían ser: la verificación que una planta eléctrica enciende en automático, en un sistema de bombeo la alternación de las bombas, verificación de la corriente de salida del equipo arrancador, etc.

Los trabajos de mantenimiento son aquellos trabajos que se realizan para conservar el buen estado y funcionamiento de un sistema o estructura minimizando así los riesgos de averías y aumentando su vida útil. En muchos casos estos trabajos pueden realizarse al mismo tiempo que los trabajos de inspección. Algunos de los trabajos de mantenimiento más importantes podrían ser: El cambio de fluidos, aceite y filtros, en los tanques de agua potable el mantenimiento obligatorio por ley 2 veces al año, etc.

En resumen, la mayoría de los técnicos pueden realizar esas tareas en conjunto, pendiente solamente de la autorización del administrador. Así el edificio/condominio tendrá las instalaciones en las mejores condiciones durante todo el año sin gastar en exceso con servicio de reparaciones.

Se aún no está clara los beneficios de hacer ese servicios le invito a revisar nuestro artículo anterior ¿Mantenimiento para qué? .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *